Analizar el partido es, a esta altura, una pérdida de tiempo. Y para ser más tajante, un despropósito. Es indudable que en este contexto, casi últimos, afuera de las Copas, sin proyecto, vale más analizar algunas cuestiones que tal vez, puedan iluminar a los que toman decisiones en Independiente.

Hace tiempo que vengo pregonando por la instauración de un proyecto en Independiente.
Hace tiempo que vengo pregonando que no todo puede atarse con alambre.
Hace tiempo que vengo pregonando que las decisiones políticas sustentadas en la demagogia, o en el viejo adagio “para la gilada”, tienen fechas de vencimiento cada vez menos extensas.


Durante la semana se pregonó con bombos y platillos el recurso de los juveniles. Perdido por perdido y con varios de los habituales titulares y suplentes con un pie afuera de Independiente para la próxima temporada, sonaba lógico. Sin embargo, llegado el domingo volvieron a ingresar algunos jugadores que cumplieron un ciclo.

¿Para qué? Vaya a saber uno… Algunos dicen que fue por “el miedo a perder”. Me pregunto, ¿le ganamos a River? Otros dicen: “qué pongan la cara los refuerzos y lo que están hace un tiempo en el club”. Ahora, esta decisión es tan contraproducente como obvia. Si pongo a alguien con quien no voy a contar el año que viene, de qué me sirve. No contemplo que le quito la posibilidad de foguearse a juveniles a los que seguramente voy a recurrir la próxima temporada. Total, en este torneo no tenemos nada que perder. O somos tan tontos de probar a los juveniles en el próximo torneo cuando empecemos de cero. En Independiente, lo obvio parece química cuántica.

La decisión es del entrenador, y el entrenador es Pepé. Hace unas semanas critiqué el uso y abuso de la figura de Pepé, a quien le estamos regalando un final inmerecido. Está claro que no era su momento. Está claro que la situación se lo está comiendo inexorablemente. Me pregunto si algún día se tomarán decisiones reflexionadas y no impulsadas por el vértigo del momento.

Por último, espero, sea quien fuere el que gane las elecciones, un poquito más de consideración de los asuntos futbolísticos de Independiente. Propongo que se elabore un Consejo de Fútbol, pero no sólo integrado por ex jugadores, sino también por hinchas que, por sus distintas capacidades, aporten otra óptica. Me refiero a Daniel Grinbank y a Noberto “Ruso” Verea, dos aportes fundamentales para huir de este hondo bajo fondo del cual no nos podemos sublevar.

boneco_rojo@hotmail.com

5 comentarios
  1. Anónimo 17 de noviembre de 2008, 8:02  

    BOCHINI ACABA A DE DECIR EN FOX, QUE COMPARADA LE DIJO : VOS YA FUISTE !! PORFVAVOR QUE ALGUIEN LE COMUNIQUE ESTO A LA GENTE DE INDEPENDIENTE. NO SE PUEDE MALTRATAR ASI A ALGUIEN QUE DEJO TODO POR EL CLUB. PORFAVOR QUE HALGUIEN HAGA ALGO

  2. Anónimo 17 de noviembre de 2008, 8:35  

    QUE ES LO QUE TIENE QUE SUCEDER ???
    QUE TIENE QUE OCURRIR PARA QUE SE EMPIESE A REACIONAR DE DONDE ESTAMOS PARADOS?

    TENEMOS QUE QUEDAR ULTIMOS PARA "EXIGIR DE VERDAD"? DE QUE NOS LA DAMOS? DE SER EL REY DE COPAS? DE TENER DE HIJO A RACING? JAJA, SI SEGUIMOIS CON ESTA MENTALIDAD DE DEJAR QUE TODO FLUYA, VAMOS A SER NOSOTROS LOS QUE JUGUEMOS LA PROMOCION 2009. Y SI NO LA JUGAMOS. WUENO SAFAMOS...POR AHI LA DEL 2010.TOTAL INAUGURAMOS ESTADIO NUEVO(¿?) ¿PARA JUGAR EN LA "B"? Y HAY QUE ALENTAR Y LLENAR EL ESTADIO POR QUE SI NO NOS DICEN AMARGOS(mira como estamos) HOY VEMOS A CUALQUIER EQUIPO REMONTAR UN 0-2 EN CONTRA, SEA CONTRA EL PUNTERO O UN GRANDE, HOY VEMOS A CUALKIER EQUIPO PLANTEARSE ANTE EL "ROJO" COMO SI FUERA UN BANFIELD, UN AAAJ, YA NOS perdiero PERDIERON ESE RESPETO, ES MAS, NOSOTROS PERDIMOS EL RESPETO POR INDEPENDIENTE, A LA GENTE YA NO LE INTERESAN LOS GRANDES LOGROS, PARECIERA QUE SE CONFORMA CON IR A LA CANCHA, ALENTAR A ESTA CLASE DE JUGADORES, Y PENSAR EN QUE DE ALGUNA MANERA VAMOS A SALIR CAMPEONES DE ALGUN TORNEO LOCAL, DESPUES SE IRAN LOS RESFUERZOS, OTROS AÑOS MAS SIN NADA, DESPUES PEGAR UN TORNEO Y ASI...SEGURAMENTE APARECE EL DIA EN QUE VUELVA LA MISTICA NO?
    A LAS PERSONAS MAS GRANDES DE 30 AÑOS...QUE VIERON ALGUNOS AÑOS MAS DE GLORIA QUE YO, NO LES DA BRONCA?NO CREEN QUE SE LE ESTA LLENDO INDEPENDIENTE Y QUE NO SE VA A RECUPERAR MAS?POR QUE NO ES EL ECHO DEL ESTADIO..POR QUE NI SIQUIERA EL ECHO DE ESTRENAR UN ESTADIO LOS MOTIVA.
    PERO LA GENTE, SE LO TOMA CON SODA, TOTAL SOMOS MAS GRANDE QUE EL VECINO NO?

    QUE LASTIMA...ANTES ERAMOS EL MAS GRANDE.

  3. LuchoXelRojo 17 de noviembre de 2008, 9:53  

    Comparto todo lo que decis, Boneco_Rojo. Esta inacción (de los socios e hinchas) y acción autodestructiva o saboteadora de los dirigentes traidores que tenemos, la vengo sosteniendo desde hace tiempo. Si seguims así, nos va a agarrar la desesperación cuando ya sea demasiado tarde. La caída no se detiene y continuará al menos por 3 años más!! Ya que parece que la mayoría de los socios que van a votar el 14 de diciembre están hipnotizados y embobados por la interminable construcción del estadio (toda una cortina para seguir vaciando al Club mediante los negociados con los pases de los mercenarios y mediocres futbolistas), y le renovarán el apoyo a esta C.D.
    Pareciera que no vieran o no les importara el pasivo que crece mensualmente, la pérdida vertiginosa de aquel prestigio que parecia inigualable, el cada vez mayor riesgo de caer y/o desaparecer como nuestros vecinos.
    Podremos aguantar y resistir así mucho tiempo más?

    Aclaro, no pienso votar a la L.R. tampoco, ya que es más de lo mismo o peor!!
    Tanto estos dirigentes que manejan el Club desde hace 5 años, como los que pugnan por entrar, no aman al Club como dicen o nos quieren hacer creer. Está por demás claro que todo este desastre futbolístico no puede ser producto de errores en la designación de técnicos ineptos y/o en la contratación de la extensa y nefasta lista de impresentables jugadores. Hasta hace 20 años, a Independiente se lo consideraba como “Escuela de Dirigentes”, el Club de los gallegos, que compran bien (barato) y venden mejor (caro). ¡Qué lejos ha quedado esa gloriosa época!! Gran parte de la responsabilidad es nuestra, de los socios e hinchas, que hemos venido contemplando pasivamente todo este accionar inescrupuloso de gente que nos ha traicionado y entregado vilmente a los intereses del gran poder hegemónico que maneja el show del fútbol desde hace un tiempo.
    ¡Cómo ha cambiado el hincha de Independiente! Antes, cuando el equipo jugaba 2 o 3 partidos mal, la gente manifestaba su enojo y dejaba de ir a la cancha. Por ahi, los hinchas de los otros equipos (o el periodismo mercenario tal vez) nos empezó a tildar de “amargos”, pero era por la envidia que tenían hacia nosotros que eramos los orgullosos hinchas del “verdadero más grande club de la Argentina”. A las nuevas generaciones de hinchas, sin títulos por festejar, les empezó a dar vergüenza de ese mote que a nosotros, los de las generaciones que si tuvimos la fortuna de disfrutar muchas vueltas olimpicas, nos resbalaba. Y se engancharon con la cultura del aguante, del ser hinchas de la hinchada, y no prestarle atención, preocuparse o exigir por lo que ven en el rectangulo de juego.
    Así estamos…Pobre mi Independiente.

  4. Ezequiel 17 de noviembre de 2008, 13:12  

    Estoy de acuerdo en "casi todo", por que el final me parece sinceramente espantoso ¿Que tiene que hacer Grinbank en independiente?. Te recuerdo que cuando estuvo no hizo nada por el club, fue uno más de los ue uso un equipo de fútbol paa ganar plata con el fútbol .

    Me parece que independiente esta en la moda de hacer todo mal pero que se vea, ahora tenemos cancha, pero no tenemos equipo para llenarla, no pasa nada, con los ladrillos que se llevaron algún directivo se habrá hecho la casa. Así es el fútbol argentino.

    Repito, es hora que una comisión directiva ponga en los estatutos del club que los directivos tienen que responder con sus bienes por la gestión que realizan, como se hizo en boca. ¿Qué esto deja a los pobres sin la posibilidad de dirigir la institución?... lo siento, pero estoy cansado de ver que entran pobres y salen ricos... y que el club lleva años sin responder a sus historia.

  5. Capote 18 de noviembre de 2008, 13:00  

    Bochini siempre dijo que el camino mas directo era la línea recta, al menos para jugar a la pelota, no siempre es lo mejor a la hora de declarar. Dejo asentado en estas líneas que no estoy defendiendo a Comprarara ni mucho menos, sino me preocupo por la salud de los ídolos. Alinearse a Noray Nakis presupone división, sumergir al club en una pelea de dos. Pregúntenle a Bochini por la Gata Fernández. Que cuente la verdad del descubrimiento y de como fue a parar a divisiones inferiores de River cuando debería haberlo hecho en las de Independiente. Pregúntenle a Bochini, cuales jugadores salieron de las divisiones inferiores bajo su mandato. Pregúntenle a Bochini, si tan en desacuerdo esta con Comprarara, porque no renunció al sueldo de $15.000 que viene cobrando hace tres años, sin cumplir con las tareas asignadas.
    Que quede claro que quiero mantener la salud de los ídolos, pero mas la de mi querido Independiente, por eso Bochini, cuidado con la línea recta, que a veces no es el camino mas directo.